contador
martes , 18 septiembre 2018
Home / Locales / Santiago Rodríguez: Parientes joven muerto a manos de PN piden justicia.

Santiago Rodríguez: Parientes joven muerto a manos de PN piden justicia.

Familiares de un joven que murió tras ser baleado por una patrulla de la Policía en Santiago Rodríguez, esperan que el caso no que de impune y que se sancione a los responsables.

Epresan que su dolor se acentúa en vista de que se ha puesto en marcha una campaña malsana para tratar de enlodar la memoria de Carlos Núñez.

Rafelina Núñez asegura que la familia, en su totalidad, se encuentra consternada ya que aparte de la muerte física, ahora también  quieren matar moralmente a su hermano.

Dio cuenta de un audio que anda circulando en Santiago Rodríguez en el que se denigra a Carlos pero advierte que quienes se dedican a esa práctica perversa “no se saldrán con las suyas”.

El hecho

El joven, quien tenía 34 años de edad y era padre de un niño de tres, recibió un disparo en una pierna el pasado 9 de abril. La misma patrulla que lo hirió, lo llevó  al hospital, según versiones.

Luego, cuando sus familiares se enteraron del hecho, acudieron al centro asistencial y lo trasladaron a la clínica y allí, dicen literalmente, que la herida se le complicó  ya que lo habrían dejado desangrar.

En condiciones críticas de salud fue trasladado al hospital regional José Maria Cabral y Baez donde finalmente falleció. “Nunca hubo una correcta asistencia”, dice Rafelina, quien se define como una hermana-madre para Carlos.

En la clínica de Santiago Rodriguez, donde se le practicó una intervención quirúrgica, nunca solicitaron una pinta de sangre, lo que los familiares de Núñez entienden como extraño ya que eso es lo primero que se pide cuando se realiza una operación a este nivel.

No asimilan versión

“Ocurrieron cosas que no tienen explicaciones luego que Carlos resultó  herido”, dice la dama, quien es reconocida como una mujer totalmente laboriosa.

Las autoridades, sobre lo ocurrido con el joven, han dicho que una patrulla integrada por cuatro agentes le disparó  tras mandarlo a detener por andar en un motocicleta alegadamente robada.

Pero a los familiares de Carlos se le hace difícil asimilar esa versión ya que este muchacho nunca había tenido antecedentes penales.

Incluso sostienen que era tan trabajador que tenía un puesto de vender yaroa en las inmediaciones de parque, a escasos metros del principal destacamento de la Policía. “Todas las noches tenía que acostarse a altas horas por estar atendiendo ese negocito, donde se ganaba la vida honradamente”, recuerda su hermana Rafelina, propietaria de una popular cafetería en este pueblo.

Los parientes aseguran que el día que fue herido, el joven se dirigía a buscar una cepa de plátanos ya que tenía unos terrenos preparados para sembrarlos ya que se iba a dedicar a la agricultura porque estaba cansados del trabajo que llevaba.
Están dolidos

Rafelina, en nombre de los demás familiares de Carlos, dice estar profundamente dolida ya que las autoridades de este pueblo no quieren aplicar justicia en este caso.
Semanas atrás, justamente cuando se cumplía el novenario de la muerte, los padres, hermanas y hermanos, primas y primeros y otros familiares de la víctima, realizaron una caminata por las calles para pedir justicia.

Salieron del sector Las Espinas, donde residía, e hicieron una parada en el centro médico donde se le atendió (o desentendió, según los parientes), otra frente a la Policía para concluir frente al Palacio de Justicia, donde Carlos tenía su puesto de vender yaora.

“Matarlo moralmente”
Su hermana Rafelina, junto a los demás parientes, dicen sentirse totalmente decepcionados y desesperados porque, aparte de que no se hace justicia con esta muerte, ahora personas interesadas han puesto en marcha una campaña “para tratar de matar moralmente a Carlos”.

“Pero eso no lo vamos a permitir. Vamos a seguir reclamando justicia hasta que nos queden fuerzas”, advirtió la mujer en conversación con este redactor.

Otra cosa que le duele, profundamente, que es que las autoridades de este pueblo, incluyendo las judiciales y otras, hayan brindado protección el agente señalado como el que disparó  contra su hermano.

Este fue identificado como José Bourdiez Báez (Nenito) quien tendría en esta zona un amplio prontuario de acciones que van reñidas con el buen comportamiento ciudadano.

Este agente era miembro de la patrulla que habría mandado a detener al joven y testigos lo sindican como la persona que disparó  contra él. Rafelina, con palabras ahogadas por la indignación, reiteró  que los familiares de Carlos no se quedaran de brazos cruzados y que continuaran reclamando justicia hasta el final. “El pueblo puede tener la seguridad de que esta muerte no se quedara sin el debido castigo”, dijo como colofón a sus declaraciones.

Déjanos tu comentario